Las 6 artesanías más buscadas por los turistas en México

 

llaveros-estrella-en-piel

 

La mano de obra artesanal es uno de los fuertes turísticos que tiene México, pues los visitantes usualmente tienden a buscar elementos culturales del país que puedan llevarse como recuerdos del viaje.

Al ser México una de las naciones con costumbres e identidad más marcadas de Latinoamérica, los turistas se decantan por visitar aquellos lugares autóctonos que puedan reflejar sus tradiciones y folklore y muchos lo hacen a través de la artesanía, como es el caso del arte de trabajar la piel de origen animal.  

En este sector los artesanos locales realizan el exigente proceso de curtido que consiste en preparar la piel animal para convertirla en materia prima para la creación de artículos de piel como sombreros, chaquetas, zapatos, cinturones, carteras, guantes, billeteras, alhajeros, entre otros productos que puedan tener el sello mexicano.

Pero no solo la mano de obra en cuero es la más demandada, pues los artesanos mexicanos se han valido de los recursos naturales de su región para la elaboración de diferentes artículos hechos con una variedad de materiales, como la arcilla, plata, cerámica, ónix, madera, lana, entre otros recursos.

Es por ello que en esta oportunidad estaremos hablando sobre las artesanías más buscadas por los turistas en México.


Alebrijes

Elaborados tradicionalmente en San Antonio Arrazola y San Martín Tilcajete, los Alebrijes son piezas de diferentes formas que requieren de un arduo trabajo de tallado y pintura, donde también se involucra la creatividad del artesano, pues estos pueden crear animales ficticios mezclando varias especies entre sí. La materia prima con la que realizan las obras es la madera, aunque originalmente eran hechas a base de cartón.

Como parte de su atractivo turístico en San Antonio Arrazola hay talleres que le ofrecen a los visitantes la oportunidad de conocer el proceso de fabricación de estas llamativas figuras que se han vuelto tan populares en las comunidades.


Hamacas del Yucatán

Si bien podemos encontrar hamacas en muchas partes del mundo, las que se elaboran en el Centro Histórico de Mérida tienen algo en particular que inevitablemente llama la atención de los turistas, nos referimos a sus característicos colores y tejidos. En esta región las personas pueden encontrar un sinfín de diseños, texturas y tamaños de hamacas, las cuales, además, garantizan comodidad y resistencia. De manera que es muy común que los visitantes se lleven una como recuerdo de haber estado en Yucatán.


Sombrero de charro

Sin duda una de las prendas más características de los mexicanos. Los sombreros de charro, que en un principio surgieron de la mezcla cultural entre España y México, hoy en día se han convertido en un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, declarado por la UNESCO.

Estas verdaderas obras de arte se componen de una serie de materiales y bordados hechos con fibras de hilo de colores por la mano de artesanos mexicanos; siendo un símbolo del mariachi y por supuesto, el atractivo de muchos turistas que desean llevarse un gran recuerdo de México.


Barro Negro

Otra de las artesanías más representativas de México se encuentra en Oaxaca, se trata del barro negro, el cual inició desde los tiempos precolombinos. La elaboración de este elemento consta de una técnica de cocimiento en la que se emplea el uso de un horno de dos bocas, que en cierto momento se cierran para reducir la cantidad de oxígeno. Siendo esta realmente la clave para que el barro cambie de color y se torne al característico negro que conocemos. A este proceso de quema se le conoce como “Reducción de atmósferas”.  

Las piezas de barro, previo al proceso de quema se pulen y bruñen para dar como resultado las bellas y populares artesanías que los turistas tanto buscan y atesoran.


Textiles 

Seguimos con artesanías de Oaxaca, pues los textiles de esta zona son emblemáticos gracias a sus diseños y colores, los cuales identifican perfectamente a cada región del estado.

En Mitla, Tlacolula y Teotitlán del Valle, podemos encontrar las cobijas, alfombras, jorongos y tapetes.

De Santo Tomás Jalieza son los vestidos, blusas, gabanes, huipiles, chales, fajas, bolsas, servilletas y manteles.

Los telares de cintura se encuentran en Tuxtepec, Tlaxiaco y Huautla de Jiménez, donde se elaboran los populares trajes regionales de origen prehispánico que constan de huipiles, quechquemitl y enredos.

Mientras que el San Antonino Castillo Velasco podemos hacernos con vestido y blusas bordadas con los mejores hilos de seda.

Y, por último, en la región del Istmo de Tehuantepec, destacan los vistosos trajes regionales de la mujer istmeña, una pieza que se caracteriza por su elaboración a base de terciopelo y telas de seda con sutiles bordados de flores multicolores.


Cuero

Los artesanos que elaboran artículos de piel también se han ganado el cariño de los turistas, pues en este rubro los trabajadores ponen a prueba sus habilidades para tratar y procesar la piel de origen animal hasta crear piezas de alta calidad, como finos alhajeros, bolsos, estuches para guardar relojes, correas, chamarras, cangureras de piel o cualquier otra pieza con sello mexicano. 

Por otro lado, según datos publicados por ProMéxico, se ha podido apreciar que los principales destinos de exportación de las artesanías locales del país corresponden a Estados Unidos, Colombia, Canadá, Australia, España, Italia y Alemania.

 

porta-pasaporte-en-piel

¿De dónde provienen las artesanías de México?

Este país latinoamericano cuenta con 62 etnias, donde cada una de ellas posee sus propias características de arte popular que representan a sus diferentes estados.

El origen de sus artesanías proviene de las zonas rurales en las que se manejan los recursos naturales de cada región para la creación de sus diseños. Y actualmente el comercio artesanal mexicano cuenta con patrones tradicionales y texturas que a lo largo de los años han sido bien recibidos en lugares turísticos, tanto nacionales como internacionales.

Este hecho ha promovido el trabajo local, además de contribuir con el desarrollo del país al generar más ingresos. Desde la creación del Fonart (Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías) han sido coordinadas diferentes políticas y recursos entre los organismos gubernamentales, públicos y privados con la finalidad de promover la actividad artesanal.

En este sentido, la exportación de las artesanías locales de México en los mercados internacionales ha logrado incrementar la utilidad, a la vez que ha fortalecido la economía de los artesanos, tanto así que su trabajo genera diversas fuentes de empleo para las personas que viven en zonas rurales.  

A pesar de que hasta la fecha existen muchas limitaciones al momento de realizar las exportaciones de las artesanías locales; las cuales abarcan desde la logística hasta las restricciones arancelarias del comercio exterior, la mercancía fabricada por los mexicanos sigue siendo una aportación muy valiosa en los mercados extranjeros.