10 tipos de artesanías populares en México

México es un país que posee una de las culturas más ricas y marcadas en Latinoamérica, mostrando sus costumbres y tradiciones que cuentan las historias de sus diferentes pueblos. 

Tales costumbres suelen verse reflejadas a diario en las artesanías locales, pues la mano de obra de los artesanos se caracteriza por ofrecer identidad, belleza natural y rasgos autóctonos en cada una de las piezas que laboran; ya sean artículos de piel, como por ejemplo llaveros de piel o mostrar ese toque cultural incluso en accesorios más elegantes que pudieran servir como regalos ejecutivos.

Por ello, en esta oportunidad te mostraremos las 10 artesanías más conocidas de México.    

 

 

porta-tarjetas-artesanal-forjado-en-piel

 

 

1. Barro cocido 

La artesanía de barro es una de las más practicadas en México, ya que muchos de los estados exhiben este tipo de trabajo; especialmente en Guanajuato, lugar donde coexiste un gran número de artesanos que hacen uso de este preciado material para elaborar accesorios de todo tipo; entre ellos, macetas, jarrones, utensilios de comida y un sinfín de elementos decorativos con figuras y colores propios de cada región. 

Este tipo de actividad suele comercializarse mucho entre turistas que buscan llevarse un recuerdo autóctono del pueblo, pues esta clase de artesanía en particular forma parte de la historia al estar presente desde tiempos prehispánicos. 


2. Alebrijes

Los alebrijes son artesanías originarias del pueblo de San Martín Tilcajete, que forma parte del estado de Oaxaca. Estas piezas culturales representan a animales imaginarios mezclados entre varias especies; y en un principio fueron diseñados a base de cartón por Pedro Linares, quien los bautizó con el nombre de “alebrijes”. Aunque, con el pasar del tiempo los artesanos fueron adaptando las figuras, tallándolas en madera con el propósito de hacerlas más resistentes.

Lo interesante de estos elementos artesanales es que, en algunos pueblos, como los es San Antonio Arrazola, existen talleres que le brindan al público la opción de conocer cómo es el proceso de fabricación de estas piezas exóticas y llamativas, pudiendo disfrutar de sus colores intensos y estilos únicos.


3. Platería

La joyería es otra de las actividades más demandadas en este país. Gracias a las riquezas minerales con las que cuenta México, los artesanos pueden elaborar todo tipo de joyas hechas a base de oro, plata y piedras preciosas como el ámbar o la jadeita e incluso pueden trabajar en el diseño de diversos modelos de alhajeros para resguardar las prendas. 

Este tipo de piezas por lo general son encontrados en Hidalgo o en Taxco, Estado de Guerrero; donde los orfebres locales crean toda clase de joyería, como pendientes, cadenas, pulseras y anillos hechos con plata de gran calidad.


4. Piñatas 

No hay nada más tradicional en una celebración que una colorida piñata. Originalmente estas piezas fueron creadas con un total de siete puntas, como referencia a los siete pecados capitales impartidos por la religión católica. En ese entonces, las piñatas eran rellenadas con fruta, a diferencia de lo que hoy en día se utilizan para las celebraciones, es decir, las golosinas.  

Y aunque la tradición de crear piñatas con puntas coloridas se mantiene, hay piñateros que se han adaptado a la nueva era creando piñatas actualizadas con figuras de dibujos animados o diseños más comerciales, pudiéndose encontrar en cualquier pueblo que se visite. 

5. Cuero

Los fabricantes de artículos de piel hechos a mano también forman parte de la cultura mexicana, pues en este rubro los artesanos desempeñan sus habilidades para trabajar, tratar y procesar el cuero hasta crear piezas genuinas y de calidad; como lo pueden ser los llaveros de piel, correas, chaquetas, carteras, cangureras de piel o cualquier otro accesorio útil. Siendo esta una de las áreas más llamativas para los turistas. 

 

llavero-classic-en-piel

 

6. Arte huichol

Siendo emblemático de los estados de Nayarit, el norte de Jalisco y una que otra zona de Zacatecas, el arte huichol se ha convertido en parte del patrimonio cultural de México, siendo un trabajo demandado por los artesanos locales, quienes se encargan de crear extravagantes obras muy coloridas, hechas de chaquira tejidas con estambre tsikurite. 

Asimismo, el arte huichol es una de las expresiones artísticas más valiosas, pues ha estado presente desde tiempos ancestrales y se tiene la creencia de que sus diseños tan peculiares son producto de las alucinaciones del consumo del peyote.


7. Sombrero de charro  

Otra pieza fundamental para la artesanía mexicana son los sombreros de charro, un accesorio que surgió de la mezcla entre la cultura mexicana y la española, siendo parte del vestuario español, que en su momento fue considerado como un símbolo de estatus social. Sin embargo, con el transcurrir de los años esta pieza fue transformada con el aporte de ciertos materiales y bordados hechos a mano con fibras de hilo de colores, convirtiéndose en una obra de arte, más que un sombrero común.     

Las variaciones de este accesorio fueron tal, que hoy en día es considerado como un emblema de identidad cultural, siendo reconocido en cualquier parte del mundo como un sombrero de charro mexicano.


8. Talavera poblana

Originaria del estado de Puebla, la Talavera poblana es una particular pieza de cerámica, elaborada por el talento de los artesanos locales, quienes mezclaron un poco de la cultura europea, luego de la conquista española.

El trabajo desarrollado en estas piezas consiste en decorar las losas de cerámica con un característico tono azulado y diversos diseños. Trayendo como resultado la creación de pinturas ilustradas que podemos apreciar en objetos como platos, vasijas, tazones, entre muchas otras aplicaciones.    


9. Sarapes

Cuando hablamos del mundo del textil, tenemos que hacer referencia a los sarapes, una artesanía típica del pueblo mexicano. Estas maravillosas piezas fueron creadas originalmente en el siglo XVIII en el estado de Tlaxcala. Aunque su popularidad surgió en el norte del país y el estado de Coahuila, más específicamente en la ciudad de Saltillo.  

Se trata de una prenda que sirve como abrigo para combatir el frio, hechas generalmente de lana o algodón sobre telares de madera. Para su elaboración, se debe llevar a cabo un proceso de hilado artesanal por hilanderas muy pacientes, quienes se encargan de bordar a mano un rombo que indica la autenticidad del sarape.

10. Árboles de la vida

Esta escultura artesanal es hecha de barro y empleada por los ciudadanos principalmente con fines religiosos, más que decorativos, siendo originaria de Metepec, Estado de México. El trabajo de los artesanos en este tipo de obras es crear distintas simbologías, colocando de base el árbol como semejanza de vida y desarrollando una historia de espiritualidad de manera colorida. 

Los turistas pueden llegar a conocerlos por el día de Muertos y los impresionantes altares que decoran el centro del pueblo.

Aunque estos son los tipos de artesanías más populares de México, es necesario aclarar que, cada pueblo y rincón de este país posee sus propias expresiones artísticas y culturales que las convierten en tradicionales. 

 

cangurera-tres-compartimientos-en-piel